Código de Ética

CÓDIGO DE ÉTICA

 

En comunidad, creamos el Código de ética del RUV mediante un “diálogo social bipartita”, por medio del cual consensuamos los PRINCIPIOS ÉTICOS que rigen nuestra práctica. La participación democrática nos permitió replantearnos NUESTRA MISIÓN, repensar NUESTRO COMPROMISO SOCIAL e identificar NUESTRAS FORTALEZAS para consolidar lo que ahora somos, e innovar para ACRECENTAR NUESTRAS CAPACIDADES.

En seguida te presentamos el Decálogo Ético del RUV, el cual muestra de forma sintética los principios de nuestro actuar:

DECÁLOGO ÉTICO DEL RUV

“Afirmando que las ciudades deben ser lugares donde las personas puedan vivir con dignidad, buena salud, felicidad y esperanza” , ” Declaración de Estambul sobre Asentamientos Humanos y la Agenda Hábitat)

Quienes formamos la comunidad RUV, apreciamos la oportunidad de servir a México.

Sabemos que nuestro organismo está en constante evolución y que su misión es legítima, porque contribuye al fortalecimiento del sector vivienda del país.

Como mexicanas y mexicanos nos sumamos al afán de construir ciudades sustentables que reduzcan las brechas de desigualdad social, a través de la realización de los derechos humanos, específicamente del derecho a la vivienda adecuada.

Hemos consensuado los PRINCIPIOS ÉTICOS que deben regir nuestra práctica diaria dentro del RUV y MANIFESTAMOS NUESTRO COMPROMISO en los siguientes términos:

 

1. IGUALDAD

Establecemos relaciones IGUALITARIAS, nos reconocemos como personas antes de cualquier otra categoría. Rechazamos cualquier valoración, expresión o práctica basada en asignaciones de género que violente nuestra integridad o que disminuya nuestras oportunidades, por lo que implementamos de forma transversal acciones progresivas tendientes a la EQUIDAD DE GÉNERO, tales como la paridad y el diálogo social.

2. INCLUSIÓN

En el aprecio a la diversidad encontramos nuestra mayor fortaleza. Formamos   una comunidad interdisciplinaria que dialoga y comparte su conocimiento; la inclusión nos permite descubrir nuevos caminos.

3. RESPONSABILIDAD

ACTUAMOS RESPONSABLEMENTE, porque tenemos la capacidad de anticipar los efectos y el alcance de nuestros proyectos y estos son benéficos para los participantes del sector y de las personas que desean adquirir una vivienda.

4. RESPETO

NOS RESPETAMOS Y RESPETAMOS A LOS DEMÁS; atendemos con diligencia las actividades que nos competen, delegamos oportuna y asertivamente y entregamos en tiempo y forma los resultados de nuestras tareas para consolidar los procesos del RUV y cumplir nuestros objetivos.

5. HONESTIDAD

SOMOS PERSONAS HONESTAS, ponderamos la verdad como un elemento sustancial de nuestra integridad. Ofrecemos productos y servicios de calidad; empleamos nuestro bagaje intelectual, experiencia y creatividad para simplificar la operación de los procesos que tenemos a nuestro cargo y eso contribuye a la mejor interacción de los participantes en la industria de la vivienda, retribuye beneficios económicos, pero sobre todo sociales.

6. OBJETIVIDAD

Reconocemos que somos personas con creencias, emociones, intereses e historias que influyen en nuestras decisiones, pero frente al cumplimiento de nuestra misión, ACTUAMOS CON OBJETIVIDAD E IMPARCIALIDAD descartamos cualquier inclinación ajena a nuestra ética, normatividad o políticas de operación.

7. PROACTIVIDAD

SOMOS PERSONAS PROACTIVAS, abiertas para vislumbrar nuevas oportunidades, innovar, delinear estrategias, detectar riesgos, intercambiar ideas y contagiar anhelos; establecemos vínculos al interior y exterior; colaboramos derribando fronteras, prejuicios o estereotipos, propiciamos espacios de diálogo, discusión y retroalimentación.

8. MEJORA CONTINUA

Vivimos en un desafío constante hacia la consolidación de nuestros procesos, el mejoramiento de la calidad de nuestros servicios y la optimización de nuestros recursos. Nos autoevaluamos para identificar nuestras áreas de oportunidad y nos declaramos en aprendizaje permanente.

9. RESPONSABILIDAD SOCIAL

Nuestra memoria histórica nos compromete a aportarle valor al sector de la vivienda; nos motivan los beneficios directos e indirectos que resultan de nuestro trabajo; estamos conscientes del impacto económico, social y ambiental que generamos en nuestro entorno.

10. ANTICORRUPCIÓN

Conocemos el daño estructural que causan los actos de corrupción a nuestro organismo, por lo que nos obligamos a conocer y dar cabal cumplimiento a este documento y a los instrumentos normativos en materia de TRANSPARENCIA, RENDICIÓN DE CUENTAS Y CONFLICTOS DE INTERÉS.

 

 

COMUNIDAD RUV

Ciudad de México, enero de 2019